13 de diciembre de 2019

# 36 idea de la semana: despegarse del móvil, tendencia en 2020

Si revisas constantemente el móvil, inviertes en las redes sociales más tiempo de lo que quieres o te relacionas más a través de la pantalla que cara a cara puede que seas un tecnoadicto. Haz la prueba, apaga el móvil 24 horas y experimenta que sientes durante este tiempo. Cada vez somos más conscientes y estamos más preocupados por el tiempo que pasamos conectados a la tecnología. Por ello, no es de extrañar que el movimiento para ayudar a desintoxicarse, el llamado Digital Detox, esté creciendo de manera notable y, muy probablemente, se convierta en una de las tendencias más relevantes del 2020.

 

¿De dónde surge el concepto ‘Digital Detox’?

Fue impulsado por Levi Felix, un empresario de éxito que trabajaba 80 horas la semana y dormía con el móvil bajo la almohada, que después de enfermar por el estrés, decidió crear una organización que ayudara a dejar la tecnología. Ahora impulsa eventos analógicos, desde talleres para empresas hasta retiros, que atraen cientos de ejecutivos cada año. Los últimos años, varias campañas han llamado a combatir el phubbing (el comportamiento que describe las personas que se desconectan de la sociedad para conectarse al smartphone), como Look Up, de Gary Turk o I Forgot My Phone, los vídeos de las cuales suman más de 45 millones de visitas a YouTube.

En paralelo, han surgido aplicaciones que controlan el uso que hacemos del móvil y que ayudan al usuario a tomar conciencia de las horas que pasa conectado. Un ejemplo es Yourhour, que informa de los minutos que se usa el móvil diariamente, de las veces que se bloquea o cuál es la app a la que se destina más tiempo. Esta herramienta valora el nivel de adición y proponen pequeñas metas al usuario para reducir el tiempo de conexión.

También hay la app Antisocial que muestra cuantos minutos al día se utiliza el móvil, cuantas veces se desbloquea y el tiempo que se destina a las redes, y compara todos estos datos con las de otros usuarios. Antisocial dispone de una función de límite diario para poder bloquear unas determinadas apps durante un intervalo de tiempo determinado. Igualmente, se pueden escoger las horas del día o de ciertos días de la semana en los que no se pueden utilizar las redes sociales.

Otra app que permite controlar el uso que, en este caso, hacen los hijos con el móvil, es Spyzie, una solución de control parental con diversas funciones. La herramienta, además de poder hacer un seguimiento de la ubicación, llamadas, mensajes, etc. permite bloquear aplicaciones o establecer un horario para restringir su uso.

Además de las aplicaciones, que no dejan de ser una herramienta dentro del mismo dispositivo del que uno se quiere alejar, existen otras estrategias para hacer un digital detox. Hay desde programas de desintoxicación creados por psicólogos profesionales hasta bares o restaurantes que, simplemente, piden a la clientela “abandonar” el móvil en la entrada, o actividades colectivas concretas, que siguiendo la estela de Levi Felix, prohíben llevar el móvil.

Tómate un respiro, tómate un “no wifi”

Como no podía ser de otra manera, el marketing ya ha aprovechado el empuje del movimiento. La marca Kit Kat, por ejemplo, ha reinventado el eslogan “tomate un respiro” y ha creado espacios urbanos de desconexión tecnológica. Se trata de puntos de “no wifi”, en los que se bloquean las señales que permiten conectarse a dispositivos en un radio de 5 metros.

Y mientras la mayoría lo primero que hacemos es pedir la contraseña wifi cuando pisamos un espacio en el no hemos estado nunca, otros ya buscan la manera de evitar su señal para desintoxicarse digitalmente.

Te gustan nuestros artículos? Síguenos en Linkedin y mantente al día de todo lo que publicamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en LinkedIn